martes, 2 de diciembre de 2014

El Valle. XI

Seguía en aquel desierto, de blancas arenas. Seguía, ante aquel ser que su mirada emponzoñada clavaba sobre mí. Estaba aterrado. Contuve la respiración. Intente calmarme para que mi latir no me delatara. El ser se acerco. Creí que era mi fin, pero no fue así. Abrió la boca, y me dijo – Se que buscas respuestas, pero nunca las obtendrás – Desalentadoras palabras. Es todo lo que dijo, pues acto seguido en arenas se convirtió. Todo cambio. Volví al Valle, tan verde como siempre. Seguí el camino hacia las cimas lejanas. Estaban mas cerca. No tardaría mucho más en llagar.

El caminillo, termino en una pronunciada cuesta abajo. Desde atrás no pude ver el inmenso bosque que a los pies de las colinas había. Ahora, mas que colinas eran montañas. Las mas altas que nunca había visto. Desde donde estaba solo veía una cadena montañosa que se perdía en los lados y en el horizonte. ¿Cómo había llegado hasta tal punto? Empecé a bajar la cuesta de forma agradecida. Pues me deje llevar por la inercia y la gravedad. Cuanto más descendía mas crecían los árboles. Eran altísimos. Mi hayedo, una mota de polvo comparado con estos. Entre en aquel bosque. Había una tenue pero agradable luz, y no hacia frío. Una cierta calidez habitaba en aquel lugar. A la tibia luz del día todo es diferente, pero aquí, todo se desarrolla sobre una tenue penumbra eterna. Llena de insinuaciones. Recorrí el largo bosque. Contemple perplejo los árboles tan anchos, tan altos. El cuervo, estaba sobre una de las gruesas ramas. Cantando levemente la melodía de la parca. Que tan acogedora era recibida por mi oído y que mi latir relajaba. Era raro, pues el canto del cuervo hacia un extraño eco en aquel bosque. Pues iba subiendo de tono, creo que una quinta justa más aguda cada vez. Era extraño. Era la primera vez que veía más seres vivos de los que ya conocía en mis tiempos mozos. Había gusanillos de ese verdes, alguno se me acerco pero acto seguido cambiaba de dirección.

Rhöd Deutsch. Escritos Lovecraftianos.
El Relato Surrealista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario